Vivir para trabajar

El trabajo, ese ente tan indispensable en nuestras vidas (¿realmente lo es?), pero que hace que cambie de opinión sobre él, según mi estado de ánimo. Como si fuera una veleta. Cuando me vengo arriba y tengo energía para dar y tomar, tengo ganas de trabajar. Cuando estoy trabajando y no puedo con el alma, no quiero trabajar. ¿Pero cuál es la opción que quiero? Sinceramente creo que no lo sé ni yo. Sigue leyendo

Historias de la Esclerosis Múltiple

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann